Estrés

 

Estrés en el cuidado

 

El hecho de cuidar a una persona dependiente hace que tengamos que responder a una serie de exigencias, tareas, esfuerzos y tensiones derivadas de su cuidado, pudiendo llegar a repercutir, tanto en la propia persona como en las de su entorno, produciéndose algunos cambios en diferentes ámbitos (familiar, laboral y social) de su vida cotidiana. Si experimentas alguno de estos síntomas de estrés, solicita más asistencia médica de un doctor especializado. Ignorarlos podría ser perjudicial para tu salud física y mental.

 

Negación de la enfermedad y su efecto sobre la persona que ha sido diagnosticada

Sé que se va a poner mejor

Enfado con la persona que tiene alzhéimer. Indignación por no entender lo que está pasando

Si me pregunta otra vez, ¡gritaré!

Aislamiento de los amigos y de las actividades que antes eran placenteras

No me apetece salir

Miedo al futuro

¿Qué pasará cuando necesite más atención de la que le puedo proporcionar?

Depresión que empieza a afectar al estado de ánimo y a la capacidad para afrontar la situación

Me he acostumbrado a vivir así

Agotamiento que hace casi imposible la realización de las tareas diarias

Estoy demasiado cansada para hacer esto

Falta de sueño provocada por innumerables preocupaciones

¿Y si sale de casa y se cae? ¿Y si se hace daño?

Irritabilidad que conlleva cambios de humor y que desencadena acciones negativas

¡Déjame en paz!

Falta de concentración que hace que sea difícil llevar a cabo las tareas familiares

Estaba tan ocupada que se me olvidó que había quedado

Problemas de salud que empiezan a aparecer física y mentalmente

No recuerdo la última vez que me sentí bien

 

El primer paso es reconocer el problema y luego encontrar maneras de reducir el estrés. Obtener ayuda de otros es importante. Usar técnicas de relajación, mantener tu actividad física, dedicarte tiempo a ti mismo y sobre todo cuidarte para poder ofrecerle la mejor atención posible, son otras ideas para controlarlo.

 

Afrontar el estrés del cuidador
Etiquetado en:                    

5 thoughts on “Afrontar el estrés del cuidador

  • 26th mayo 2016 a las 12:42 am
    Enlace permanente

    me es de mucha ayuda esta pagina, me parece interesante y relajante, entiendo la enfermedad pero yo no se como enfrentarla al pasar el tiempo. Esta pagina me ayuda a saber eso, comprender y no llevarme d la negativa de los demas familiares cercanos

    Responder
    • 26th mayo 2016 a las 5:39 pm
      Enlace permanente

      Estar informados es una buena manera de afrontar esta terrible enfermedad amiga. Ya sabes que para cualquier duda o consulta tan solo tienes que preguntarnos. Mil gracias por tus palabras!!

      Responder
  • 31st octubre 2017 a las 5:24 pm
    Enlace permanente

    Buenos días mi nombre es Marilexis Rodriguez acabo e cumplir 54 años, mi mamà tiene demencia senil vascular, gracias a Dios que mi mama ella esta activa (camina, se viste, se cepilla, come sola etc), no padece de ningún impedimento físico,me pasa que a veces quiere salir de mi casa y hago mil cosas para que no salga …pero a veces no puedo y me voy para que mi hija con ella que vive cerca de mi casa y cuando estoy en casa de mi hija, no duramos ni 15 minutos que llegamos ya se quiere ir devuelta y me lo repite tantas veces que me pone irritable y a veces no ser que hacer, me devuelvo enojada a mi casa. También me pasa que cuando la llevo a una reunión familiar quiere tomarse los refresco de todos los invitados , quiere comer de todo y agarrar todo parece un niño y siempre dice que ella no ha comido nada y no se como controlar a mi mama porque se puede enfermar y se me pone grosera en la reunión familiar que me quedo callada y bien enojada, a veces prefiero quedarme en casa y no salir con ella porque siento que paso penas como tambien falta de sueño porque se para de madrugada buscando una niña que le pertenece a ella (yo creo que es una hija) y le digo la niña la esta cuidando mi hermana me hace que la llame por teléfono y mi hija me ayuda (hace una llamada disimulada) y ella lo cree hasta que la convenzo de que siga durmiendo. sin embargo la tengo en un club de abuelos que ella asiste de 8am hasta las 5pm y de verdad es lo que me ayuda para poder cuidar a mi mamà. leo todo tipo de comentario que me ha servido para seguir adelante, pero ya mi hija se caso y quede sola con mi mama y mi esposo ahorita duermo con mi mama en el mismo cuarto y me ha traído muchos problemas con mi marido . me paso cambiándome de cuarto en cuarto dejandole en el cuarto a mi mama un muñeco hecho de trapo en la cama para que crea que soy “Yo” en fin de verdad que vivo es trasnochada y no se que hacer por favor ayúdenme “NO SE QUE HACER”…… mi madre tiene 87 años si la ven no parece que estuviera enferma porque la tengo bella, le mando arreglar las uñas, le pinto el peo, le hacen cortes y siempre anda bien vestida de verdad que me felicitan por el cuidado de mi mama pero a mi me esta agotando….. gracias pr escucharme…saludos

    Responder
  • 28th junio 2018 a las 3:19 pm
    Enlace permanente

    Me encanta esta pagina, tengo seis años cuidando a mi madre, ella sufrio tres emorragias cerebrales producto de la ruptura de una aneurisma, como consecuencia tiene hemiplegia del lado izquierdo del cuerpo y quedo padeciendo de demencia potstraumatica, es muy duro, me habia sentido sola y pensaba que era la unica persona en el mundo que enfrentaba esta dificil circunstancia; mis amigos no me entienden, no saben lo complejo que es atender a mi madre. Actualmente tengo 25 años y veo las cosas con mas claridad, pero hace seis años atras no sabia que hacer, ni a quien acudir por ayuda, nunca se me habia ocurrido buscararla en la web, hasta hace unos dias, cuando en una crisis de depresion, no sorportaba mas, y di con esta excelente pagina. Felicito grandemente al creador o los creadores de este sitio, pues le brindan a las personas como yo un lugar donde fortalecerse, encontrar herramientas y enfrentar de la mejor forma posible la dificil prueba que Dios coloca en nuestros caminos, de atender a una persona que amas, pero que la mayor parte del tiempo no sabe quien eres tu, y aveces ni quien es ella. Ademas la gran parte de la sociedad no es comprensiva con los cambios de animo que tenemos los cuidadores, pretenden que sigamos siendo las mismas personas que eramos antes de que la enfermedad de nuestro familiar se hiciera presente; ademas me frustra mucho no poder hacer las cosas que quiero por todas las responsabilidades con las que ahora cargo, siempre tengo que tratar de fortalecer mi inteligencia emocional, para manejarme y no derrumbarse cada vez que no consiguo que mi mami se oriente y deje de gritar muchas veces: que tiene hambre( asi le de la lacena completa), que tiene sed, o llamar insesantemente a su papa, o alguna otra persona en especifico; racias a sitios como este esa labor es posible y me llena de animo para continuar; de nuevo muchas gracias.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*